En 1976, se constituyeron en el FAD los premios FAD Sebastià Gasch para distinguir las actuaciones parateatrales más destacadas de la temporada y todas aquellas personas que proponen miradas diferentes e innovadoras del mundo del espectáculo.

Desde entonces, el jurado, formado por un grupo heterogéneo de curiosos, se renueva periódicamente y procura estar atento a las propuestas originales y a las trayectorias de sus protagonistas. Después de asistir a lo largo de cada temporada a todas las presentaciones posibles, a la hora de escoger los premios cada miembro del jurado defiende sus delirios de pasión, hasta que se llega a un acuerdo, un intento sincero de reconocer un hecho especial: la creación sin límites.

Según marcan los estatutos, anualmente se dan tres premios importantes y un número indeterminado de aplausos:

El Premio FAD Sebastià Gasch, para distinguir la aportación más destacada del año, que se materializa en una máscara dorada firmada por Joan Brossa.

El Premio de Honor, diploma que se otorga como reconocimiento a la trayectoria de un/una artista, espacio o entidad.

El Aplauso Internacional “Joan German Schroeder” a una persona, un trabajo o una entidad extranjera que haya dejado huella en su paso por la ciudad.

Los Aplausos son distinciones para una persona, trabajo o entidad que haya destacado por algún aspecto especialmente relevante.

Sebastià Gasch fue periodista y escritor, un crítico de arte de vanguardia de las artes del espectáculo, polifacético, abierto a toda renovación artística, que siempre apostó por todo lo nuevo en el campo del arte, el cine, el circo, el baile y las artes parateatrales.

El FAD, asociación cultural creada en 1903, recogiendo el espíritu de este singular hombre y con la voluntad de continuar su tarea de promoción y descubrimiento artístico y cultural, en el año 1976 instituyó el Premio FAD Sebastià Gasch.

En la actualidad los Premios FAD Sebastià Gasch vuelven a ponerse en marcha pero con algunos cambios muy significativos.

El primero y más importante es que éstos se extienden al resto de Cataluña: ¡pondremos ojos en todas las provincias para que no se nos escape ninguna! Otra novedad es esta página web en la que todos vosotros estáis invitados a recomendar a todo el mundo aquello que creáis interesante.

Queriendo romper todavía más barreras, nos dejaremos llevar por la magia de la creación teatral en el extranjero y el día de la entrega de los Premios una compañía extranjera nos visitará con un espectáculo para chuparnos los dedos.

Premios FAD Sebastià Gasch de Artes Parateatrales